Adiós Princesa por Alex Rubio

Asíntotas

No puse mi atención en el cuadro cuando llegué, tratando apenas de recuperar la respiración y la confianza, sacando la polvera para ver lo que le lluvia le había hecho a mi pelo, a mi sonrisa, a mi frágil belleza de 43 años.

No vi el cuadro porque la ausencia de Julián me entró por los ojos, me enfrió las manos, me calentó el rostro. Julián tiene ese efecto sobre mí, cerca o lejos, me fragmenta en sensaciones y contrastes. Hoy no está y es lo mismo.

Ahora el cuadro está encima de mí. Pienso que yo misma podría ser un cuadro, sentada en una banca en la galería, recortada contra el muro blanco, esperando.

Solo para poner mi mente en otra cosa, en otro tiempo, en otro lugar, me ocupo en tratar de recordar el cuadro. “Hay rojo, algo rojo”.

 – “Blanco, igual, vino blanco” – respondo en…

Ver la entrada original 255 palabras más

Acerca de alexphilias

Curioso, indagador, indeciso vocacional pero siempre pensando, viviendo y vibrando en torno al acto de la comunicación, ese laberinto.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s